Estudio de Mateo 24

Por Tony Melton


Introducción:
Muchas personas aplican Mateo 24 al fin del mundo, pero esta profecía fue dada a los judíos acerca de la destrucción de la casa de Israel y la ciudad de Jerusalén. En este estudio, miraremos varias razones por las cuales este capítulo no está hablando de la destrucción del mundo y después veremos un comentario sobre este capítulo. Noten los siguientes puntos: Mateo 24 no está hablando acerca de la destrucción del mundo, ni la segunda venida de Cristo . . .

  1. . . . porque el contexto de Mateo 24 y los versículos paralelos hablan solamente del templo en Jerusalén y la región alrededor de Judea.
  2. . . . porque los discípulos de Jesús no entendían sobre la muerte, ni la resurrección de Cristo, mucho menos de la segunda venida.
  3. . . . porque el versículo 21 dice claramente que aquel tipo de tribulación y destrucción no pasará en el futuro.
  4. . . . porque el versículo 34 dice que aquella generación con quien hablaba Jesús no pasaría hasta que todas las palabras antes mencionadas en Mateo 24:1-33 fueran cumplidas.

El propósito de este estudio es probar que la profecía de Mateo 24 fue totalmente cumplida con la destrucción de Jerusalén. Veremos algunos puntos:
1. Mateo 24 no habla de la destrucción del mundo, ni de la segunda venida de Cristo
porque el contexto y otros versículos advirtieron solamente acerca de la destrucción de la casa de Israel y la ciudad de Jerusalén. En Mateo 23, Jesús predicó en el templo en Jerusalén, advirtiéndoles a los judíos acerca de la llegada de la retribución de Dios. Jesús reprendió fuertemente a los judíos. En Mateo 23:33-36 Jesús le explicó a aquella generación de los judíos que iban a recibir la venganza de Dios por la sangre justa que habían derramado. Entonces en los versículos 37-39, Jesús les advirtió acerca de la destrucción que vendría en los próximos años (años 66-72). En otras ocasiones, Jesús les dijo a los judíos acerca de la venganza de Dios que caería sobre la casa de Israel: Pocos minutos antes de su muerte, Jesús les advirtió a algunas mujeres en Jerusalén de la destrucción que ya venía (Lucas 23:28-30). Por favor, note los otros versículos que hablan de la destrucción de Jerusalén: Lucas 19:41-44; Lucas 21:20-22; Mateo 21:33-43; Mateo 22:1-10. En la primera parte de Mateo 24, después de la profecía de Jesús en Mateo capítulo 23 sobre la destrucción de los judíos, los discípulos le hablaron sobre el templo (Mateo 24:1; Lucas 21:5).

En Mateo 24:2, Jesús profetizó sobre la destrucción de Jerusalén que sería destruida 37 años después. La fuerza armada romana destruyó la cuidad de Jerusalén en el año 70, cumpliendo la profecía de Cristo. El contexto de Mateo 24 indica solamente un evento; este era la destrucción de la casa de Israel. Los discípulos querían saber cuándo esta catástrofe o desastre iba a suceder.


2. Mateo 24 no está hablando sobre la destrucción del mundo, ni la segunda venida de Cristo
porque los discípulos no entendían sobre la muerte, ni la resurrección de Jesús, mucho menos de la segunda venida y el fin del mundo. En Mateo 24:3, Marcos 13:4 y Lucas 21:7, los discípulos no preguntaban sobre la segunda venida de Jesús como algunos piensan. Los judíos pensaban que Jesús vendría con un ejército para librar a los judíos y establecer un reino terrenal. Los discípulos esperaban que Cristo trajera grandes cambios entre la nación de Israel. Ellos querían saber cuando iba a hacerlo. El interés fundamental de los discípulos estaba en la nación de Israel. Ellos esperaban a un Mesías para que los liberara de la esclavitud de otras naciones. Los discípulos no estaban convencidos sobre la muerte ni la resurrección de Jesús y mucho menos de la segunda venida. Miraremos los siguientes ejemplos:

Los discípulos no entendían que Jesús iba a morir. ” . . . el Hijo del Hombre será entregado en manos de hombres . . . Mas ellos no entendían estas palabras . . . ” (Lucas 9:44,45).
Pedro no creyó en la muerte de Jesús (Mateo 16:21-23).
Pensaban en la venida de un reino terrenal (Mateo 20:20-23).
No sabían que Jesús iba a morir (Lucas 18:31-34).
Creían en un reino terrenal (Lucas 19:11).
No sabían acerca de la vida eterna en el cielo (Juan 14:1-5).
No sabían que Jesús iba a salir del mundo (Juan 16:16-18).
Después de la resurrección de Jesús, todavía no entendían (Juan 20:8,9).
Después de la resurrección, todavía creían en un reino terrenal. “Pero nosotros esperábamos que él era el que había de redimir a Israel; y ahora, además de todo esto, hoy es ya el tercer día que esto ha acontecido . . . Entonces él les dijo: ¡Oh insensatos, y tardos de corazón para creer todo lo que los profetas han dicho! ¿No era necesario que el Cristo padeciera estas cosas, y que entrara en su gloria?” (Lucas 24:21,25-27 énfasis tm). En estos versículos, la palabra traducida redimir significa “redimir, librar por pago de rescate . . . univ. librar . . .por pago de rescate, o sea redimir; univ. libertar: en sentido judío teocrático . . . o sea de malignos de todas clases, externas e internas” (Thayer pág.384). La idea de ellos era que Jesús iba a redimir o librar la casa de Israel de la esclavitud de los romanos.
El apóstol Tomás no creía aun después de la muerte y la resurrección de Cristo (Juan 20:24,25).
Después de la resurrección de Jesús, todavía esperaban un reino terrenal. “Entonces los que se habían reunido le preguntaron, diciendo: Señor, ¿restaurarás el reino a Israel en este tiempo?” (Hechos 1:6).

¿En realidad Estaban preguntando los discípulos acerca de la segunda venida de Cristo?

Si los discípulos no entendían acerca de la muerte, ni de la resurrección de Cristo, ¿cómo podían preguntar sobre la segunda venida en Mateo 24?


3. Mateo 24 no está hablando acerca de la destrucción del mundo, ni la segunda venida de Cristo
porque el versículo 21 dice claramente que este tipo de tribulación y destrucción no pasaría de nuevo.

El versículo 21 dice: “Porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá.” Este versículo ha fijado estos eventos en el primer siglo. Algunos dicen que estos versículos tienen dos aplicaciones, una a la destrucción de Jerusalén y la otra al fin de la planeta tierra. Los testigos de Watchtower enseñan que estos versículos tienen dos aplicaciones—una en Jerusalén en el año 70 y otra en el fin del mundo. Pero vea lo que dice la Traducción del Nuevo Mundo– La Biblia de los testigos de Watchtower Bible and Tract Society. “Porque entonces habrá gran tribulación como la cual no ha sucedido una desde el principio del mundo hasta ahora, no, ni volverá a suceder”. Vemos que la Biblia de ellos tampoco les da una salida.

La profecía era solamente para esa época. La Nueva Versión Internacional dice: “Porque habrá una gran tribulación, como nunca ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá jamás”.

Pasado Presente Futuro
Creación del Mundo¯ Destrucción de Jerusalén¯ Nada tan trágico sucederá otra vez¯
“Desde el principio del mundo” “hasta ahora” “ni la habra” (Mt 24:21)

Según este pasaje, este tamaño de tribulación nunca va a suceder otra vez. El historiador, Josefo, que vivía en el primer siglo escribió: “Todas las calamidades que habían caído sobre una nación desde el principio del mundo eran pequeñas en comparación con las de los judíos”


4. Mateo 24 no está hablando de la destrucción del mundo, ni la segunda venida de Cristo,
porque el versículo 34 dice que aquella generación no pasaría hasta que todas las palabras antes mencionadas en Mateo 24 fueran cumplidas.

El versículo 34 dice: “De cierto os digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca.” La palabra griega que fue traducida generación quiere decir: “De toda la multitud de los hombres viviendo al mismo tiempo Mateo 24:34″ (W.E. Vines pág.42). Según Thayer significa: “Toda la multitud de los hombres viviendo al mismo tiempo” (Thayer pág.112). Los ejemplos de la palabra “generación” nos enseñan que la palabra significa “las personas viviendo al mismo tiempo”:

  1. Mateo 1:17 “De manera que todas las generaciones desde Abraham hasta David son catorce; desde David hasta la deportación a Babilonia, catorce; y desde la deportación a Babilonia hasta Cristo, catorce”. (Desde Abraham hasta Cristo fue 2000 años, o 42 generaciones. El promedio de vida del hombre era más o menos 48 años.)
  2. Mateo 11:16 “Mas ¿a qué compararé esta generación? . . .”. (Sin duda, Jesús habló de la generación que vivía cuanto Él estaba en la tierra.)
  3. Mateo 12:41 “Los hombres de Nínive se levantarán en el juicio con esta generación, y la condenarán . . .”.
  4. Mateo 23:36 “De cierto os digo que todo esto vendrá sobre esta generación”.

Todo lo que Jesús habló en Mateo 24:1 hasta el 33 fue cumplido antes que muriera la gente que le había escuchado. Todo lo que dijo Jesús fue cumplido en el primer siglo. En versículo 36, Jesús estaba afirmando la certeza de su profecía. Tal vez, el mundo y la tierra pasarán, pero la palabra de él no pasará y todo sería cumplido en aquel tiempo.
Conclusión:
Entonces, ya hemos visto que los discípulos no entendían el propósito de Jesús. Antes de Mateo 24 y después de la resurrección de Jesús, los discípulos estaban confusos acerca de la muerte y la resurrección de Él. Por eso, concluimos que no le preguntaban sobre la segunda venida en el fin del mundo. El contexto de Mateo 24 habla solamente de la casa de Israel y la destrucción de ella. En Mateo 23:38, Jesús dijo: “He aquí vuestra casa os es dejada desierta”. En Mateo 24:2, Jesús habló del templo en Jerusalén, dijo: “De cierto os digo, que no quedará aquí piedra sobre piedra, que no sea derribada”. Además, Mateo 24:21 dice claramente que la destrucción descrita en Mateo 24 jamás sucederá de nuevo. Finalmente, el versículo 34 de Mateo 24 dice que la generación que estaba viviendo en aquel tiempo no iba a morir hasta que los versículos 1 al 33 fueran cumplidos.


Comentario Sobre Otros Versículos en Mateo 24


Mateo 24:1-3
En estos versículos, Jesús y sus discípulos observaban el templo y los edificios del templo en la ciudad de Jerusalén. Los discípulos decían que el templo estaba adornado de hermosas piedras y ofrendas votivas (Lucas 21:5). Jesús les explicó que todas las piedras estarían destruidas. Los judíos trabajaron 46 años (Juan 2:20) en la construcción del templo. Se dicen que 10 mil trabajadores cualificados lo construyeron. Los discípulos se quedaron sorprendidos cuando Jesús les dijo que este hermoso templo iba a ser destruido. Noten estas palabras de Jesús: Lucas 19:41-44— (Versión Popular)— “Cuando llegó cerca de Jerusalén, al ver la ciudad, Jesús lloró por ella, diciendo: ‘¡Si en este día tú también entendieras lo que puede darte paz! Pero ahora eso te está escondido y no puedes verlo. Pues van a venir para ti días malos, en que tus enemigos harán un muro a tu alrededor, y te rodearán y atacarán por todos lados, Y te destruirán por completo. Matarán a tus habitantes, y no dejarán en ti ni una piedra sobre otra, porque no reconociste el momento en que Dios vino a visitarte’”.

Lucas 19:44— (Nueva versión Internacional) “Te tirarán al suelo, a ti y a tus hijos dentro de tus murallas. No dejarán ni una piedra sobre otra, porque no reconociste el tiempo en que Dios vino a visitarte”.

En el versículo tres, ellos subieron al monte de los Olivos, frente al templo. Entonces Pedro, Jacobo, Juan y Andrés le preguntaron a Jesús acerca de lo que había dicho cuando estaban cerca del templo. Cuando comparamos las palabras de Mateo con las de Lucas sabemos que no preguntaban de la segunda venida de Jesús para destruir el mundo.

Los discípulos deseaban señales para entender cuando el templo iba a ser destruido. Usaron la frase “estas cosas” que nos muestra que preguntaban acerca de lo que Jesús les había dicho sobre el templo y los edificios del templo en Mateo 24 versículos uno y dos.

Mateo 24:3 ” . . . ¿Cuándo serán estas cosas y qué señal habrá de tu venida y del fin del siglo?” Marcos 13:4 ” . . . ¿Cuándo serán estas cosas? ¿Y qué señal habrá cuando todas estas cosas hayan de cumplirse?” Lucas 21:7 ” . . . ¿Cuándo será esto? ¿Y qué señal habrá cuando estas cosas estén para suceder?”

También, los discípulos no sabían nada de la segunda venida de Jesús como nosotros entendemos, hoy día. Ellos identificaban la destrucción del templo con la venida de Jesús. Porque ellos pensaban en un reino terrenal que llegaría cuando Jesús viniera para destruir el sistema romano.
Mateo 24:4-14

Ahora, examinamos las señales antes de la destrucción de la casa de Israel. En estos versículos, Jesús les advirtió a los discípulos sobre los falsos cristos y engañadores. Jesús les dijo a sus discípulos: “Oirán de guerras y rumores de guerras . . . pero aún no es el fin” (V.6), “Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo” (V.13) y “será predicado este evangelio del reino en todo el mundo . . . vendrá el fin” (V.14). ¿Qué significa “el fin”? Era el fin del sistema judío. Es cierto que la ley de Moisés fue clavada en la cruz de Cristo, pero los judíos siempre practicaban la ley después de la muerte de Jesús. Era, también, el fin de la fuerte persecución de los cristianos por los judíos.

Según los versículos 13, 14, el evangelio fue predicado a todo el mundo antes del fin. Era el fin de la casa de Israel o la destrucción de Jerusalén en el año 70. La carta de los Colosenses data desde el año 61. Era nueve años antes de la destrucción de Jerusalén. El apóstol dice: “A causa de la esperanza que os está guardada en los cielos, de la cual ya habéis oído por la palabra verdadera del evangelio, (6) que ha llegado hasta vosotros, así como a todo el mundo, y lleva fruto y crece también en vosotros, desde el día que oísteis y conocisteis la gracia de Dios en verdad . . . (23) si en verdad permanecéis fundados y firmes en la fe, y sin moveros de la esperanza del evangelio que habéis oído, el cual se predica en toda la creación que está debajo del cielo; del cual yo Pablo fui hecho ministro” (Colosenses 1:5, 6, 23). También dice: “Pero digo: ¿No han oído? Antes bien, por toda la tierra ha salido la voz de ellos, y hasta los fines de la tierra sus palabras” (Romanos 10:18 énfasis tm). La Versión Hispano-Americana, revisión de 1953 dice: “. . . Por toda la tierra salió la voz de ellos; y hasta los fines del mundo sus palabras”. Antes del año 70, el evangelio se había predicado a todo el mundo conocido y Jesús dijo que cuando esto sucediera entonces llegaría el fin. Dios había dado a toda la casa de Israel la oportunidad de obedecer el evangelio antes del año 70.


Mateo 24:15

Por medio de la profecía de Daniel, podemos ver que este versículo se cumplió con la destrucción de Jerusalén.

—Daniel 9:24-27: “Setenta semanas están determinadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad, para terminar la prevaricación, y poner fin al pecado, y expiar la iniquidad, para traer la justicia perdurable, y sellar la visión y la profecía, y ungir al Santo de los santos. (25) Sabe, pues, y entiende, que desde la salida de la orden para restaurar y edificar a Jerusalén hasta el Mesías Príncipe, habrá siete semanas, y sesenta y dos semanas; se volverá a edificar la plaza y el muro en tiempos angustiosos. (26) Y después de las sesenta y dos semanas se quitará la vida al Mesías, mas no por sí; y el pueblo de un príncipe que ha de venir destruirá la ciudad y el santuario; y su fin será con inundación, y hasta el fin de la guerra durarán las devastaciones. (27) Y por otra semana confirmará el pacto con muchos; a la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda. Después con la muchedumbre de las abominaciones vendrá el desolador, hasta que venga la consumación, y lo que está determinado se derrame sobre el desolador”.

—Daniel 11:31 “Y se levantarán de su parte tropas que profanarán el santuario y la fortaleza, y quitarán el continuo sacrificio, y pondrán la abominación desoladora”.

—Daniel 12:11 “Y desde el tiempo que sea quitado el continuo sacrificio hasta la abominación desoladora, habrá mil doscientos noventa días ” (énfasis tm).

Daniel habló de la crucifixión del Mesías, después acerca de la destrucción de Jerusalén y finalmente de la abominación del templo por las tropas romanas. Todo esto, resultó en el fin del sistema judío (“quitarán el continuo sacrificio”).

Albert Barnes dijo que la expresión “abominación desoladora” es hebrea que quiere decir “un destructor odioso y abominable”. Los gentiles (los romanos) fueron abominables para los judíos (Hechos 10:28). Los versículos que explican “la abominación del lugar santo”:

Mateo 24:15,16“Por tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel (el que lee, entienda), entonces los que estén en Judea, huyan a los montes.” Lucas 21:20,21 “Pero cuando veáis a Jerusalén rodeada de ejército, sabed entonces que su destrucción ha llegado. Entonces los que estén en Judea, huyan a los montes; y los que en medio de ella, váyanse; y los que estén en los campos, no entren en ella.”